Lleve su empresa hacia la excelencia operativa

COLOMBIA (febrero 07 de 2018).      La globalización de los mercados y las constantes innovaciones tecnológicas han reducido la distancia entre compañías y han incrementado la competencia entre ellas, pues si antes sólo debían preocuparse por superar a aquellas compañías que se encontraban en su misma región o país, hoy compiten contra las empresas en todo el mundo, obligándolas a modificar sus estándares de calidad.

Dicho desafío no sólo implica aumentar la calidad de sus productos y servicios, también representa un compromiso por mejorar sus precios y al mismo tiempo reducir costos de producción. Pero ¿cómo lograr esto? La respuesta es regresar a los principios de implementación de buenas prácticas para alcanzar la excelencia operativa.

La excelencia operativa comprende la optimización de procesos, desarrollo del talento humano y la aplicación de tecnología necesaria para desarrollar en su totalidad las capacidades de una compañía, con el fin de garantizar la efectividad de sus operaciones y el éxito de las estrategias del negocio.

De acuerdo con un estudio realizado por el Board of Manufacturing and Engineering Design of the U.S. National Research Council, las empresas a nivel mundial que han implementado estrategias de excelencia operativa han aumentado entre 100 y 400% la calidad de sus productos, y de 40 a 70% su productividad de fabricación; además su capacidad de fabricación creció entre 15 y 25% y sus procesos de inventario se redujeron entre 30 y 60%, con lo cual sus tiempos totales de introducción de productos al mercado se han reducido entre 30 y 60%.

Por su parte, Gartner- empresa de consultoría e investigación de las tecnologías de la información- asegura que para lograr la excelencia operativa de 70 a 83% de los líderes de negocios y TI están centrados en el uso de análisis para mejorar la experiencia de sus clientes, mientras que de 60 a 90% también se centran en un mejor marketing dirigido.

Las estrategias para lograr buenas prácticas operativas son varias, pero todas están encaminadas a ofrecer a los clientes la combinación de calidad a bajos precios, así como facilidades de compra y servicios que ninguna otra organización en su mercado o industria puede igualar, por eso, a continuación, les ofrecemos algunas opciones con las que pueden comenzar el cambio.

  • Gestión eficaz de productos y cadenas de suministro: 40% de las veces en que los clientes acuden a realizar alguna compra no encuentran los artículos que buscan en los estantes y en 30% de esas ocasiones los artículos se encuentran guardados en el almacén, por lo que se debe garantizar la correcta distribución de los productos para aumentar sus ventas a través de cualquier canal, sin olvidar ofertar un costo óptimo.
  • Administración correcta de tiendas: Optimizar el rendimiento operativo de las tiendas ayudará a impulsar las ventas, aumentar la eficiencia y reducir los costos.
  • Gestión Empresarial: Se debe crear un entorno de back office rentable y eficiente para apoyar de mejor manera las actividades del área de ventas.
  • Gestión transparente de las finanzas: Garantizar la transparencia de las operaciones mediante la presentación oportuna de informes, así como el análisis del impacto de las estrategias de la fuerza de ventas y el cumplimiento de las promesas hechas por el equipo de servicio al cliente.
  • Generación de promociones eficaces: Se debe generar una correcta relación entre el comportamiento habitual de los clientes y los productos que se colocan a la venta para generar promociones personalizadas que impulsen la venta a precios competitivos.
  • Oferta de métodos alternativos de pago: En la medida en que se ofrezcan diversos esquemas de pago, los clientes generarán una mayor fidelidad con la compañía al tener la certeza de que podrán acceder a sus productos preferidos sin estar limitados a pagar en efectivo.

Si bien las estrategias para alcanzar la excelencia operativa son diversas, cada empresa es responsable de elegir aquellas que le acerquen a sus metas y ayuden a ofrecer una mayor satisfacción a los consumidores sin aumentar en demasía sus costos. Lo importante es continuar buscando la perfección, sólo así es como se podrá alcanzar la excelencia operativa. 

CompartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn